En este artículo compartimos varios consejos desde la perspectiva legal para hacer compras en internet de manera segura, observando las condiciones que ofrece el medio de pago:

1. Identificar pagos en efectivo.

Si un operador de comercio online solicita el pago en dinero efectivo, por ejemplo contra entrega, es necesario asegurarse que el sistema permita identificar quién es el emisor y el receptor de la transacción monetaria. Caso contrario, aunque no supone un intercambio de datos, no es un método seguro para realizar compras online ya que se pierde la trazabilidad. En caso el usuario desista de la compra o se registren problemas posteriores (producto que no llega, llega defectuoso o incorrecto) será difícil reclamar la devolución del dinero. La transferencia bancaria es un buen método, en el que el vendedor deberá facilitar los datos de la cuenta bancaria y quedará un registro en las instituciones financieras intervinientes.

2. Pagos con tarjeta.

Es la modalidad más utilizada por las tiendas virtuales, e implica el intercambio online de datos bancarios.

Es un sistema muy seguro siempre que la tienda online utilice una pasarela de pago de algún banco, el cual se encargará de verificar la autenticidad de la tarjeta y de la protección de datos del cliente.

Si la tienda no utiliza la pasarela de pago de un banco, la protección de los datos bancarios del comprador recae en los mecanismos de seguridad que tenga implantados la propia tienda. Por tanto, si hay dudas sobre la fiabilidad del sitio o la aplicación, es mejor no hacer la compra; aunque es posible exigir la inmediata anulación del cargo en caso de transacciones fraudulentas debidamente comprobadas en un período de tiempo determinado.

Nota: Si estás implementando tu sitio o tienda online, te ayudamos a verificar tu proceso de pago, para que cumpla con la normativa vigente y las seguridades necesarias para evitar contingentes. ¡Consúltanos!

3. Pago a través de intermediarios.

En esta modalidad de pago interviene una tercera empresa de confianza, por ejemplo PayPal, para gestionar los datos bancarios del vendedor y del comprador, y se encarga de formalizar los pagos. De esta forma, no existe un intercambio directo de datos bancarios. Este sistema es muy seguro siempre que el usuario utilice una contraseña robusta y consulte las condiciones de uso del servicio antes de adherirse. 

RECUERDA:

Brindamos asesoría a empresas y comercios que utilizan canales electrónicos, para documentar sus transacciones adecuadamente. Para obtener más información contáctanos:

Verónica Castillo / vcastillo@cevallosnoboa.com / + 593 99 450 3137

En nuestro blog encontrarás también consejos legales para transacciones comerciales seguras ANTES DE REALIZAR LA COMPRA y consejos legales sobre INCONFORMIDADES en compras por internet.