Por: Alexis Noboa Arregui

La Carrera Sanitaria es un instrumento jurídico que regula la forma en la que el talento humano en salud brinda sus servicios en el sector público, este instrumento pretende establecer las necesidades especiales del talento humano en salud, a fin de lograr su adecuado desarrollo y al mismo tiempo ser una herramienta de mejoría en la política sanitaria.

La Carrera Sanitaria Pública, más allá de un justo reconocimiento de la labor de los profesionales de la salud del país, que durante este tiempo de pandemia, generada por la infección Covid-19, han demostrado el papel fundamental que cumplen, en materia de atención de los pacientes del país, es un medio para ordenar de forma adecuada el accionar, la labor o el trabajo del personal de salud acorde a los requerimientos de nuestro sistema de salud[1] y de la población.

Actualmente los profesionales de la salud que laboran en el sector público, se encuentran sometidos al régimen general de la Ley Orgánica de Servicio Público, lo que ha hecho que no se identifiquen de forma adecuada, sus especiales particularidades, tales como jornadas y horarios especiales, necesidad de condiciones especiales para el desarrollo de sus actividades, remuneraciones diferenciadas, necesidad de insumos y equipos de protección, lo que se ha hecho mucho más evidente durante la pandemia, que nos encontramos atravesando.

Esta situación ha hecho que se incumpla el mandato del Protocolo adicional a la convención americana sobre derechos humanos en materia de derechos económicos, sociales y culturales «Protocolo de San Salvador», instrumento internacional que fue ratificado por el País, en el año 1993 y que ordena, a los Estados parte que aseguren a los trabajadores una remuneración justa, la seguridad e higiene en el trabajo, y la limitación razonable de las horas de trabajo y jornadas de menor duración para los trabajos peligrosos, insalubres o nocturnos, como los que ejecutan los profesionales de la salud, que se encuentran en exposición continua a infecciones, debido a la atención directa que brindan a los pacientes. Cabe señalar que nuestra Constitución, también reconoce el derecho a toda persona a desarrollar sus labores en un ambiente adecuado y propicio, que garantice su salud, integridad, seguridad, higiene y bienestar.

Por otro lado, En el sector salud, se ha abusado de los contratos ocasionales, ello denota que no existe un sistema unificado de talento humano que permita que los profesionales de la salud, hagan una carrera dentro del sector público, que les permita ir mejorando sus capacidades, a través de la capacitación constante, que debe ir de la mano con un régimen de incentivos adecuados, para que se logren los mejores estándares en la calidad de la atención. Es por ello que urge regularizar el sistema de gestión de salud a través de un modelo que propugne la estabilidad laboral, mejora constante y la posibilidad de ascensos programados, de tal manera que se cree una verdadera carrera de servicio público en el sector salud.

La Ley Orgánica de Salud, del año 2006, creó ya la carrera sanitaria pública, sin embargo, la misma nunca se desarrolló de la debida forma, mediante los instrumentos sublegales necesarios. La Constitución de la República reconoce a otras carreras públicas diferenciadas, como la docente, la del servicio exterior y la de los funcionarios judiciales, no así, con los profesionales de la salud, quienes por evidentes razones requieren este régimen diferenciado de administración de talento humano público, lo que denota el poco interés que las autoridades públicas y el estado ha brindado a este tema.

Sin embargo, la situación actual ha demostrado que los profesionales de la salud requieren especial tratamiento jurídico, dentro de su ejercicio público, de tal manera que se reconozcan sus derechos, se proteja su accionar y se incentive la incorporación de profesionales de la salud que puedan dar abasto a las necesidades de salud del país, ello, hace que sea indispensable y necesaria una Ley de Carrera Sanitaria.

El Estudio Jurídico ha trabajado con la Confederación de Profesionales de la Salud del Ecuador, para presentar un Anteproyecto de Ley de Carrera Sanitaria, que reconozca las particularidades de la labor de los profesionales de la salud en el sector público, documento que se encuentra, ya presentado a la Comisión del Derecho a la Salud de la Asamblea Nacional, se encuentra en análisis, para que el mismo se presente, se califique y se trate este mismo año en la Función Legislativa.


[1] Rosales Carlos, Carrera Sanitaria: Aspectos Generales y Objetivos, Organización Panamericana de la Salud. Disponible en: https://www.paho.org/hq/dmdocuments/2010/foro-CraSanitaria-PER-generalidades-CRosales.pdf, fecha de consulta 17 de julio de 2020.